EL PORQUÉ DEL EJERCICIO TERAPÉUTICO: Alostasis y mecanotransducción. PARTE 1.

PARTE 1: ALOSTASIS Y MECANOTRANSDUCCIÓN.

Parece que el papel del ejercicio es poco controvertido cuando hablamos de mejora de la condición física, de la capacidad metabólica, cardiopulmonar o incluso para prevenir/mejorar problemas cardiacos, respiratorios, comorbilidades, etc. Es decir, aún sin necesidad de saber el porqué, todo el mundo está de acuerdo que el ejercicio es excelente para este tipo de necesidades.

Sin embargo, cuando hablamos de dolor, de daño/reparación tisular, etc., parece que la controversia y el debate aumentan.  Pese a que los tejidos conectivos funcionen de la misma forma adaptativa que en los ejemplos iniciales, encontramos mensajes tan desafortunados como “el ejercicio dañará tus cartílagos, tus articulaciones, sus tendones, etc.”.

Lo que hoy os quiero exponer en esta entrada, es la importancia de la ALOSTASIS  y la MECANOTRANSDUCCIÓN en el paciente con dolor  y justificar  porqué el ejercicio terapéutico está pisando tan fuerte como pilar de tratamiento en pacientes con dolor.

Comenzamos…

Hace ya varios años, yo decidí apuntarme a un gimnasio, empecé a coger pesos livianos, puesto que con mayores pesos no podía. Sin embargo a día de hoy soy capaz de mover grandes pesos sin esfuerzo y sin hacerme daño. Algo ha tenido que ocurrir en mis músculos para que hayan aprendido que necesitaban adaptarse para mover más peso. Pero no solo es una mejora de fuerza muscular, ahora mis tendones, huesos, y articulaciones están de la misma manera más preparados para tolerar esas cargas sin riesgo de lesión. Es decir, no solo he obtenido una mejora de fuerza muscular , si no de capacidad multi-tisular para soportar esas demandas sin riesgo. Por lo tanto, las cargas externas inducidas por ejercicio de algún modo han activado ciertos procesos biológicos que no hubiesen ocurrido por si mismos en ausencia de estas cargas externas.

Ahora vamos a colocar este modelo adaptativo dentro del dolor y la lesión, cuyo denominador común es la respuesta biológicas de un tejidos al estrés mecánico. Todos estos procesos se dan siguiendo los dos principios que ya mencionamos, alostasis y mecanotransducción.

Para comprender el segundo termino, tenemos que empezar por explicar el primero, la alostasis. En biología, la alostasis, describe el proceso a través del cual, el cuerpo, sometido a situaciones de exigencia o estrés, logra recuperar su estabilidad realizando cambios de comportamiento fisiológico o psicológico que le permitan mantener un equilibrio estable, considerando también las exigencias futuras. Es decir, hace referencia a la capacidad del organismo para adaptarse positivamente a diferentes estresores externos, en búsqueda de soportar y aguantar exigencias externas actuales y futuras.

Esto es algo que está ocurriendo continuamente en nuestros tejidos. Es decir, están vivos y generando continuamente cambios y modificaciones para mantener ese equilibrio. Hay tejidos que este recambio lo hace más rápido, como por ejemplo un hueso, y hay tejidos que lo hacen mucho más lento, como por ejemplo un cartílago articular.  Este proceso de recambio o adaptación obedece a respuestas que ocurren no a nivel anatómico (aunque a largo plazo en ciertos tejidos puedan ocurrir cambios estructurales), sino a un nivel más profundo, un nivel bioquímico. Normalmente, a través de aferencias o respuestas celulares que ponen en marcha una serie procesos (que suelen implicar la activación de diferentes tipos de proteínas), que producen cambios temporales o permanentes en el entorno celular y de la matriz extracelular de un tejido diana.

Vale, hasta aquí tenemos una cosa clara, que nuestros tejidos están preparados de una forma plástica para poder poner en marcha una serie de procesos que le sirvan para adaptarse al medio. Ahora, la pregunta es ¿Qué pone en marcha esta serie de procesos que tienen como objetivo mejorar la condición tisular?. Es aquí donde entra la definición del segundo término, MECANOTRANSDUCCIÓN [1](imagen 1).

Pues bien, el estimulo que funciona como interruptor activador de esta serie de procesos es la carga mecánica (imagen 1). Nuestras células traducen la carga mecánica de modo que  ponen en marcha un proceso de comunicación y aferencia celular [1].  Es decir, la carga funciona a modo de despertador para que todos se pongan a cumplir con su trabajo ¿Empezamos a ver porqué el ejercicio puede ser tan importante?

Mecanotransducción

Imagen 1: Diapositiva propia que explica el proceso de macanotransducción.

 

Proseguimos la letura con la segunda parte:

PARTE 2: RESPUESTAS TISULARES A LA CARGA MECÁNICA.Pincha aquí para seguir leyendo ESTA PARTE.

Un comentario en “EL PORQUÉ DEL EJERCICIO TERAPÉUTICO: Alostasis y mecanotransducción. PARTE 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s